Endocrinología

Endocrinología Integral

Desde la concepción el feto crece y se desarrolla, para que todo el organismo pueda responder a las necesidades que van apareciendo.
Desde el nacimiento se continúa este proceso, y el niño va creciendo y adquiriendo la madurez necesaria, para que llegue a la adultez con capacidad de perpetuarse.
En todo esto intervienen las hormonas que produce el cuerpo. Estas hormonas son las que ayudan a que un organismo se desarrolle, que crezca adecuadamente, que pueda incorporar los nutrientes de manera adecuada y que pueda procrear, entre muchas otras funciones que, sin duda, son imprescindibles para vivir, o bien para un buen vivir.
Cuando hay disbalances entre estas hormonas, falta alguna o se produce demasiado de alguna otra; aparecen enfermedades, que en su mayoría se pueden tratar y seguir para un buen funcionamiento del equilibrio corporal. Por ejemplo, las patologías del crecimiento o de la pubertad, las alteraciones tiroideas, disfunción suprarrenal, la diabetes, las dislipemias, la obesidad, y muchos otros procesos, ocurren normalmente por un problema en la producción hormonal.
La endocrinología pediátrica evalúa que este proceso vaya siendo acorde a cada edad, previniendo y diagnosticando precozmente cualquier alteración hormonal que pueda aparecer en el mismo.

Nuestra Endocrinóloga

Dra. Carina Cossio

Endocrinóloga